El sand blast es la técnica de limpieza de superficies a través de un abrasivo granulado que es expulsado por aire comprimido mediante una boquilla. No específicamente es arena (aunque su nombre lo diga), puede ser otro tipo de abrasivo.

Este tipo de limpieza se utiliza para quitar óxido, laminación y todo tipo de recubrimiento en las superficies, las cuales se preparan para la aplicación de un recubrimiento.

El sand blast
puede utilizarse en vidrio, mármol, loseta, madera, acrílico, losa, acero al carbón e inoxidable, fierro, cerámica, bronce, cobre, concreto, aluminio y más.

Existen diversos sistemas de sand blast. Uno es a presión, otro es de succión árido o húmedo, mezclado con agua e inhibidor de corrosión. Para conocer más te invitamos a contactarnos, estamos a tu servicio.